jueves, 8 de octubre de 2015

LIMPIAR EL HONOR



LIMPIAR EL HONOR

Onesimo vivía  en un bloque de apartamentos  de gente joven o de mediana edad,, el  estaba entre los primeros , no tenia pareja, pese a que por su edad 40 años  ya debería tenerla, pero las cosas de la vida , solo su trabajo era su único vicio, y su gran amor
Muchas de las mujeres que habitaban en dicho lugar, las había de todas clases, solteras separadas o divorciadas o casadas, algunas tenían su pareja aparte las casadas  estas como es normal  ya la tenían
De entre todas ellas, las casadas, una llamaba su atención, mujer de unos 36  a 40 años, con una figura escultural, un brillo en sus ojos que llamaba la atención, una hermosura de voz  que inspiraba unos pensamientos muy especiales a nuestro amigo, ya que sus ademanes eran en grado sumo  muy insinuantes
Era vecina en el mismo rellano, por lo cual muchos días coincidían, esto provocaba en Onesimo  una sensación muy rara como antes no había sentido, pero por prudencia y educación nunca insinuó el mas ligero pensamiento, pese a que sus deseos eran cada vez mas acuciantes, pero no quería dar una imagen que hasta entonces tenia
Pero  en uno de estos encuentros, llego esta mujer , cargada de enormes paquetes, no podia abrir el ascensor, cosa que el rapidamente le abrio las puertas, entraron juntos y siendo pequeño el ascensor y el volumen de los paquetes demasiado grande, ocurrio que quedaron demasiado juntos, Onesimo aspiro el perfume suave y cautivador de la mujer, cerro los ojos y mil y un pensamiento alborotaron su mente, pero se mantuvo distante si es que se podia estar lo por el minimo espacio disponible
Ella viendo el apuro en que se encontraba sonreia quedamente y se arrimaba  un poco mas, pegandolo contra la pared del ascensor, Sus respiraciones  se confundian, no puedo contenerse, aplico sus labios sobre aquella boca insinuante  que se ofrecía tan desprovista de rechazo, visto lo cual Onesimo siguió con su ya desaforado  ataque siendo correspondido plenamente por aquella diosa que a el se entregaba tan fácilmente
Llegando al fin de su trayecto y muy unidos aun por el cúmulo de caricias, abrió la puerta de su mansión la mujer y le invito a entrar, cosa que no dudo en ningún instante muy al contrario las ansias superaban cualquier prudencia
Soltaron los paquetes y sin ningún otro preámbulo, ella lo cogio de la mano y lo traslado a  la habitación, donde una cama enorme parecía estar esperándolos, ambos sin ningún recato se desproveyeron de sus ropas y una vez  en la vestimenta solo de la piel, se arrojaron a la cama  iniciando el juego amoroso tan deseado por Onesimo
En los primeros compases, solo fue un jugueteo pero cuando se iba a consumar el acto,
 ¡¡que se oye!! La puerta del piso de esta abriendo, sin tiempo para esconderse o salir por la ventana, aparece el marido de la cautivadora mujer, el cual se dirige a un armario sacando una pistola y encarando a ambos les dice
.-A ti mala mujer, después hablaremos, pero a UD vecino debe  pagar con su vida esta afrenta a mi honor, por lo cual prepárese para morir
Onesimo, desnudo y asustado por ver el arma apuntando a su frente, no sabe que hacer ni que decir, pero rápidamente recupera su sangre fría y le comenta al marido engañado,
.-Vaya con cuidado, el arma se le puede disparar y tendremos una desgracia, no se complique la vida por este desliz de su Sra., si tengo que hacer alguna reparación estoy dispuesto, pero guarde el arma
.-Solo mi honor se lava con sangre, pero ya que dice que puede hacer una reparacion, ya me dirá de que forma, no creo que haya ninguna, porque si piensa en una compensación económica, tendría que ser muy grande y no creo que UD la posea
Onesimo, ya ha recuperado la calma y como hombre inteligente que es, va a jugar con las palabras del marido
.-Cuanto cree que vale su honor  para que ambos nos olvidemos de este asunto
.-Creo que la cantidad  debe ser lo suficiente elevada para que me olvide, y le perdone la vida  a ambos,  creo que la cantidad satisfactoria serian unos 100.000 euros
.-Mire Sr. cornudo consentido, ni UD me va a matar, ni yo le voy a dar esta cantidad, todo esto es un montaje para sacarme dinero, como mucho le daré 50 euros que es lo que me costaría una furcia  de la calidad de su Sra., y no me amenace con este revolver pues por si  no lo sabe se lo diré, esta descargado cosa que he podido ver mientras tenia el arma en mi frente
Silencio total, mientras Onesimo  se va vistiendo tranquilamente, sin ninguna prisa, solo para darle tiempo al pseudo marido que piense en su oferta
Al final el ofendido en su honor, dice
.-Porque es UD un buen vecino y se que esto no  lo comentara a nadie de este vecindario, aceptare su oferta y correremos un tupido velo a este desagradable asunto
.-No lo comentare, pero como vea a su Sra. coquetear con alguno de los vecinos, imprimiré una circular y la repartiré no solo en esta comunidad sino por todo el barrio, aparte los denunciare  a la autoridad competente, queda claro, ahora si me lo permite me marcho a mi casa, pero le repito no jueguen mas a este peligroso juego
No hubo mas palabras, solo ocurrió un hecho que los vecinos se extrañaron y fue que el matrimonio cuentista de la noche a la mañana dejo su piso y desaparecio y nunca más se supo de ellos, el único que sabe la verdad soy yo

Magi Balsells
Derechos reservados



2 comentarios:

Jesus Quintana dijo...

Tremendo par de personajes mi querido Magi, menos mal que el vecino les planto cara te felicito.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.